lentes para conducir

Qué tener en cuenta a la hora de comprar gafas de sol para conducir

lentes para conducir¿Gafas de sol polarizadas? ¿Para qué? Unas gafas de sol son unas gafas de sol y punto ¿no?

Si eres un conductor que se toma en serio lo de conducir evitando peligros innecesarios, la respuesta es definitivamente negativa. Si compramos unas gafas de sol baratas de mercadillo no podemos esperar a tener una conducción cómoda (ni en ocasiones segura). Por otra parte, tampoco gastándonos 300€ en unas gafas de sol de una firma de lujo nos garantizará necesariamente la mejor de las sensaciones en la carretera.

La importancia de una correcta elección.

Muchos conductores no se dan cuenta, pero ciertos estilos de gafas de sol, no son apropiados para llevar mientras se ponen al volante. Algunas lentes no permiten que penetre la suficiente luz solar, perjudicando así la visibilidad; otras tienen un color de lente que afecta a la percepción de colores tan esenciales como por ejemplo los de los semáforos.

Estos son tres aspectos fundamentales cuando se trata de elegir las mejores gafas de sol para conducir:

1) Las gafas de sol polarizadas reducen los reflejos y filtran los niveles de luz que llegan a nuestra retina.

2) Las gafas de sol con formas curvadas protegen tanto la parte frontal como los laterales.

3) Las patillas de las gafas cuanto más delgadas mejor para así mejorar la visión periférica.

Solo de haber cumplido estos tres requisitos ya será tiempo que gafas de sol nos hacen más atractivos, también al volante.

¿Qué son las lentes polarizadas?

Las gafas polarizadas son una elección común de muchos conductores por su capacidad de eliminar los reflejos causados por el sol. Estos reflejos pueden causar distracciones, cegueras temporales o distraer nuestra vista. Otros conductores también las encuentran ideales para conducir en días nublados ya que también mejoran la definición y los contornos de los objetos que nos encontramos por delante.

El funcionamiento de estas lentes es sencillo. Los rayos de sol pueden ser absorbidos o bien reflejados en distintas direcciones. Los rayos de sol que rebotan sobre superficies horizontales planas tales como el agua, el asfalto o el capó de un vehículo, son reflejados de la misma forma, horizontalmente. Ese reflejo puede producirnos un deslumbramiento que, en el peor de los casos puede causar, más allá de incomodidad, un potencial riesgo accidente.

Las lentes polarizadas contienen un filtro laminado que permite la penetración únicamente de luces que llegan de forma vertical. Suprimiendo las luces que llegan de forma horizontal el riesgo de deslumbramiento es prácticamente cero.

El color más habitual de las lentes polarizadas es el marrón o el gris, aunque dependiendo del fabricante también puede haber otros colores disponibles. Las investigaciones científicas indican que colores como el rosa, el azul o el verde deberían de evitarse a la hora de conducir en la medida en que pueden hacer que no distingamos las luces rojas. Este es el motivo de que se fabriquen principalmente en gris y marrón, porque se trata de colores neutros que no alteran la forma en que vemos otros colores. Sin embargo, si es cierto que también hay algunas lentes de color amarillo o ámbar que ayudan a algunos conductores a mejorar el contraste y la definición de su visión.

Resumiendo ¿Cuales son las ventajas de las lentes polarizadas?

-Mejora la comodidad de la vista

-Mejora el contraste y la claridad visual

-Reduce la fatiga visual

-Reduce los reflejos y los destellos