ruedas mantenimiento

6 Consejos para el mantenimiento de su coche eléctrico o híbrido

ruedas mantenimientoQue los coches eléctricos requieran comparativamente menos mantenimiento es uno de sus mayores atractivos. Sin embargo, cuando se trata de un coche híbrido, en la medida en que combina un motor eléctrico con uno tradicional, requieren un mantenimiento mayor. Hayas comprado uno de estos vehículos o te dispongas a hacerlo en breve, es importante que conozcas que tipo de mantenimiento conllevan.

Comprueba los neumáticos.

No importa si tenemos un coche eléctrico, un híbrido o un coche totalmente convencional, necesitamos ser conscientes de que, cada cierto tiempo, los neumáticos necesitan comprobación y sustitución. La presión de los neumáticos es importante en todos los vehículos. Una presión adecuada en los neumáticos asegura un buen rendimiento y reduce el desgaste de las gomas. Además, cuando se trata de un vehículo híbrido el buen estado de los neumáticos será esencial también para mantener un bajo consumo de combustible.

Como en todo tipo de vehículos, cada cierto tiempo es necesario sustituirlos. El momento en que debe hacerse varía de un vehículo a otro. En caso de duda hay que consultar el manual de usuario de nuestro. Teniendo esto claro, y con las herramientas necesarias, podemos hacer la sustitución nosotros mismos en casa. En caso contrario, los talleres pueden hacerlo en cuestión de minutos por nosotros, incluso algunas webs como http://talleresautocarrascosa.com dan ya la opción al usuario de pedir cita previa a través de Internet. Recordémoslo siempre, no importa cuanto queramos retrasarlo, tarde o temprano tendremos que sustituir los neumáticos.

Hay que estar también pendientes del desgaste de su dibujo, porque cuando este se sitúa fuera de los niveles recomendados, ya no continuará siendo seguro conducir con ellos. Por lo tanto, cada vez que comprobemos la presión, comprobemos también el desgaste, por nuestra seguridad.

No olvides la batería.

La batería es de vital importancia en un coche híbrido (ni que decir tiene en el caso de los eléctricos). Este es el motivo por el cual necesita ser inspeccionada para asegurarnos de que los conectores están bien fijados y no se ha producido ninguna corrosión.

Desgaste de los frenos.

Todos los vehículos, incluyendo los vehículos eléctricos, necesitan frenos. Como regla general, los frenos deben de comprobarse cada 30.000 kilómetros aproximadamente. Aunque generalmente, salvo uso excesivo o inadecuado, no tendrían porque sustituirse hasta los 60.000 kilómetros.

Líquidos en el coche híbrido.

El líquido de la transmisión es una de las cosas más importantes de las que estar pendientes en el coche eléctrico. Además, en la medida que los híbridos utilizan un radiador, es indispensable mantener los niveles del líquido refrigerante. Periódicamente este líquido debe ser vaciado y rellenado de nuevo para evitar la acumulación de óxido y residuos que pueden restar eficiencia al vehículo. Por último, el filtro del combustible también tiene que ser revisado frecuentemente para prevenir su obstrucción.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, los amantes de los coches eléctricos o híbridos sabrán como cuidar mejor su vehículo y hacer que su vida se alargue por muchos años.